TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE CROHN

Los tratamientos para la enfermedad de Crohn tienen como objetivo inhibir un sistema inmunitario demasiado activo.
/static/themes-v3/default/images/default/info/maladie/intro.jpg?1516194360

Para tratar los brotes, tradicionalmente se usan los aminosaliciliatos (5-ASA) y los corticosteroides, por vía oral. 
Si el brote es muy intenso, se puede recurrir a los corticoides por vía intravenosa o incluso a agentes anti-TNFα.
 
Es necesario seguir un tratamiento de mantenimiento para prevenir las recaídas. El objetivo de este tratamiento es reducir la frecuencia de los brotes, disminuir la intensidad de los mismos y limitar la progresión de las lesiones.
 
Para tratar la enfermedad de Crohn se utilizan inmunomoduladores como la azatioprina o el metotrexato. Si el tratamiento no es eficaz o es mal tolerado, se puede recurrir a los anti-TNFα.

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE CROHN MEDIANTE CIRUGÍA

Se puede recurrir a la cirugía cuando los medicamentos han dejado de ser eficaces o bien en caso de complicaciones, como por ejemplo la aparición de un absceso intraabdominal. En este caso se extirpan los segmentos de intestino afectados, aunque se procura quitar la menor parte posible. 

¿Te gustaría saber más sobre esta condición?

Únete a los 76 000 pacientes inscritos en la plataforma, infórmate sobre tu enfermedad o la de tus allegados y comparte con la comunidad

Es gratuito y anónimo