Covid persistente: saber más

/static/themes-v3/default/images/default/info/maladie/intro.jpg?1516194360

Covid persistente

¿Qué es el covid persistente?

Definición

Desde el comienzo de la epidemia de COVID-19, se han identificado 3 formas agudas de la enfermedad:

  • una forma benigna: dura unos 14 días entre la aparición de los síntomas (fiebre, tos seca, dolor de cabeza, pérdida del gusto y del olfato...) y la recuperación;
  • una forma grave: los síntomas iniciales son idénticos a los de la forma benigna, pero aparecen complicaciones más o menos graves (dificultades respiratorias en caso de neumonía y falta de oxígeno, síndrome inflamatorio, trastornos del ritmo cardíaco, formación de coágulos sanguíneos, etc.), que requieren hospitalización y a veces una estancia en reanimación;
  • una forma asintomática (entre el 40 y el 45% de los casos): el paciente no presenta síntomas pero es contagioso.

>> Para más información sobre el COVID-19, puede leer nuestro artículo "¿Es el Covid-19 una enfermedad respiratoria?"

Sin embargo, tras la primera oleada de casos de COVID-19 en Europa, está surgiendo una nueva forma de la enfermedad: se trata del Covid "persistente", también conocido como Covid "largo".

El Covid persistente se refiere a los pacientes que presentan síntomas persistentes o recurrentes varias semanas o incluso meses después de la enfermedad inicial. Estos síntomas son muy invalidantes y pueden aparecer después de una aparente remisión.

El SARS-CoV-2 no es el primer virus que produce secuelas a largo plazo. Otras enfermedades víricas, como el ébola, la mononucleosis o el SARS (síndrome respiratorio agudo severo), provocan trastornos más o menos prolongados.

También podemos mencionar el virus chikungunya. Según el Instituto Pasteur, el daño articular causado por este virus puede durar varios meses o incluso años después de la infección primaria. Un estudio retrospectivo sudafricano muestra que afecta al 10% de los pacientes entre 3 y 5 años después de una infección aguda por el virus chikungunya. Además, una edad avanzada del paciente sería un factor que favorece el daño a largo plazo.

Es importante distinguir entre las secuelas de Covid (lesiones anatómicas y trastornos fisiopatológicos persistentes) y los trastornos que se desarrollan tras la infección por COVID-19.

Después de muchas controversias en torno al Covid persistente (existencia real, problemas psicológicos...), esta enfermedad es finalmente reconocida como tal por la OMS desde finales de agosto de 2020.

¿Es común el covid persistente?

Todavía no se conoce la prevalencia exacta del covid largo, pero parece que alrededor del 10% de los pacientes siguen teniendo síntomas tres semanas después del inicio de la enfermedad.

El covid persistente afecta a pacientes que han sufrido una forma grave de la enfermedad, pero también a pacientes que han tenido síntomas moderados.

Además, si el covid persistente sólo afecta a una minoría de pacientes, el considerable número de personas que han contraído la enfermedad en todo el mundo podría hacer del covid largo un verdadero problema de salud pública. Sin embargo, todavía se necesitan más datos para comprender mejor las posibles consecuencias a largo plazo del COVID-19.

Según el estudio PERSICOR, publicado en el "Journal of Infection", realizado en las consultas "post-Covid" del Hôtel Dieu de París, los pacientes con covid persistente no tienen el perfil biológico que cabría esperar: son relativamente jóvenes, con edades comprendidas entre los 30 y los 60 años, con una mediana de 45. El 79% eran mujeres y la mitad de ellas practicaban deporte con regularidad. También cabe destacar que aproximadamente la mitad de los afectados tenía antecedentes alérgicos, y el 13% tenía antecedentes de patología autoinmune personal o familiar.

El hospital francés de Tourcoing ha creado una cohorte nacional, denominada "Cocolate". Incluye a más de 1.000 pacientes con Covid de larga duración, lo que permitirá identificar las causas de la persistencia de los síntomas, describir con precisión los aspectos clínicos de los mismos y observar su evolución en el tiempo.

Síntomas y complicaciones del covid persistente

Durante la fase de persistencia o recaída, los síntomas pueden diferir de los observados inicialmente durante el primer contacto con el virus.

Estos síntomas pueden ser muy diversos, como lo demuestra el medio centenar de síntomas identificados por el Proyecto COVID-19 persistente del SEMG.

Fuente: SEMG

El síntoma más mencionado es la fatiga, a menudo extrema (astenia). A menudo se agrava con un pequeño esfuerzo (físico o intelectual) y puede obligar al paciente a dejar de trabajar después de la enfermedad.

Otros síntomas frecuentes son la dificultad para respirar (disnea), la tos persistente, los dolores articulares y musculares, los problemas de audición y visión, los dolores de cabeza, la pérdida del olfato (anosmia) y del gusto (agueusia), la aceleración de la caída del cabello (alopecia), así como daños en el corazón, los pulmones, los riñones y los intestinos.

También se han señalado problemas de salud mental, como depresión y ansiedad, así como dificultades de memoria y de concentración.

Estos síntomas son fluctuantes (alternan periodos de sintomatología y remisión), y varían en frecuencia y duración variables, dependiendo del paciente (pueden ocurrir semanalmente o incluso diariamente).

Con el tiempo, parece que estas fases son cada vez menos importantes y más espaciadas.

Causas y factores de riesgo del covid persistente

Las causas del covid de larga duración aún no se conocen bien, pero se pueden plantear varias hipótesis:

en casos raros, el virus podría persistir en el cuerpo de algunos pacientes, reproduciéndose o no, en varios lugares del organismo (especialmente en la nasofaringe y el tracto digestivo).

  • una posible, pero rara, reinfección con SARS-CoV-2.
  • una disfunción inmunitaria (respuesta inmunitaria excesiva e inadecuada), en personas con un fondo genético particular, que puede provocar reumatismo postinfeccioso o pericarditis.
  • un síndrome de fatiga crónica, también conocido como "encefalomielitis miálgica", que puede aparecer tras un episodio infeccioso
  • un estrés postraumático, que puede dar lugar a los llamados trastornos somatomorfos, caracterizados por síntomas que no pueden explicarse fisiopatológicamente.

Además, la investigación en humanos ha sugerido que el SARS-CoV-2 depende de la proteína ACE2 (enzima convertidora de angiotensina 2) para infectar a los humanos y puede circular en el torrente sanguíneo para llegar a múltiples órganos.

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) descubrieron que, en modelos de ratón modificados genéticamente para que tuvieran la versión humana de la ACE2, el virus SARS-CoV-2 podía interrumpir la producción de energía en las células del corazón, los riñones, el bazo y otros órganos.

Así, además de alterar temporalmente los genes de algunas células, el virus realiza cambios epigenéticos (cambios químicos en la estructura del ADN) que provocan efectos más duraderos. Esto puede explicar por qué algunas personas con COVID-19 siguen teniendo síntomas durante semanas o meses después de que sus cuerpos hayan eliminado el virus.

Además, un estudio de octubre de 2020 del King's College de Londres puso de manifiesto varios posibles factores de riesgo de covid persistente:

  • edad (pacientes relativamente jóvenes)
  • sexo (las mujeres son más propensas a desarrollar covid-long)
  • sobrepeso (IMC > 25 kg/m²)
  • asma
  • presencia de más de 5 síntomas durante la primera semana de infección por COVID-19 (por ejemplo, tos, fatiga, dolor de cabeza, diarrea, pérdida de olfato).

Diagnóstico del covid persistente

Se pueden recomendar determinados exámenes médicos cuando los síntomas persisten después de una infección por el SRAS-CoV-2:

  • una angioscopia torácica: para descartar una embolia pulmonar, y para identificar posibles lesiones pulmonares;
  • una ecografía cardíaca: para identificar la inflamación del músculo cardíaco (miocarditis) o de la membrana que lo rodea (pericarditis);
  • una evaluación inflamatoria;
  • una evaluación autoinmune: dosificación de inmunoglobulinas, electroforesis de proteínas, investigación de autoanticuerpos;
  • un examen de tiroides;
  • una serología para el covid (presencia de anticuerpos anti COVID-19 en la sangre) o un examen PCR (que puede revelar la persistencia del virus en la nasofaringe, a veces más de 6 meses después del episodio inicial).

Es importante tener en cuenta que las pruebas del covid (RT-PCR o serológicas) pueden ser negativas en los pacientes afectados, por lo que una prueba positiva no debería ser un requisito previo para el diagnóstico del covid persistente.

También se puede realizar un ionograma sanguíneo para determinar el nivel de iones en sangre (sodio, cloro, potasio), así como una dosis de vitaminas y minerales en sangre (vitaminas B1, B6, B9, B12, D, cobre, zinc, magnesio, calcio, hierro).

Tratamientos para el covid de larga duración

Aunque existen pruebas alentadoras de que algunos fármacos antivirales o inmunosupresores son útiles en el tratamiento de pacientes en la fase infecciosa aguda del COVID-19, no hay pruebas de que sean útiles en el tratamiento de los síndromes del covid persistente.

En la actualidad, la única indicación para el uso de medicamentos con o sin receta es el alivio de síntomas como el dolor y las cefaleas (como el paracetamol).

Además, se recomienda la administración de suplementos de vitamina D, especialmente para las personas con COVID-19 (para lograr un nivel óptimo en torno a 60 ng/mL).

Una vez establecido o no el diagnóstico del covid largo, es necesario manejar cada síntoma para eliminar posibles patologías graves (por ejemplo, la aspirina ha demostrado ser eficaz en pacientes con pericarditis) y realizar los exámenes necesarios. Varios hospitales han abierto departamentos para tratar el covid persistente.

Cuando un paciente presenta un síndrome de hiperventilación, la rehabilitación respiratoria y al esfuerzo pueden ser útiles. Consiste en el entrenamiento mediante ejercicios ventilatorios y musculares (bicicleta ergométrica, cinta de correr o máquina de remo) y fisioterapia respiratoria que permite el drenaje bronquial. Puede tener lugar en un hospital, en centros especializados o en casa.

Además, los tratamientos no medicinales, como el ejercicio físico adaptado a la fisiología y supervisado por un profesional de la salud, el yoga, la meditación, la hipnosis, la acupuntura, pero también las terapias conductuales y cognitivas, pueden ser útiles en la gestión del Covid largo.

Por último, es importante descansar e hidratarse regularmente.

El seguimiento psicológico también puede ser útil, especialmente para los pacientes que sufren de ansiedad.

Vivir con el covid persistente

Unos cuantos consejos básicos pueden ayudarte a controlar los síntomas y a vivir mejor en el día a día cuando tienes covid largo:

Controlar la fatiga y la falta de aliento

  • Adaptar tu ritmo: planificar lo que se va a hacer y no cansarse demasiado.
  • Intentar dividir las tareas que parecen difíciles en varias etapas y alternar las actividades más fáciles y las más difíciles.
  • Considerar la mejor hora del día para realizar determinadas actividades en función del nivel de energía.
  • Los descansos cortos y frecuentes son mejores que algunos descansos más largos: es importante descansar antes de agotarse.
  • No dejar de hacer cosas que te hagan perder el aliento: si se dejan de usar los músculos, éstos se debilitan, lo que puede hacer que nos quedemos sin aliento cuando intentamos movilizarlos
  • Intentea aumentar gradualmente la cantidad de ejercicio: dar paseos cortos o realizar ejercicios sencillos de entrenamiento de fuerza y aumentar la duración y la intensidad a medida que se avanza.

Mejorar su estado de ánimo y mantenerse mentalmente sano

  • Ser indulgente consigo mismo durante la recuperación: prepararse para que algunos días sean más duros que otros.
  • Conectar con otras personas (mediante gestos de barrera: teléfono, redes sociales y foros como el de Carenity sobre el covid largo, o físicamente con una máscarilla para todos los presentes) puede ayudar a sentirse más feliz: familia, amigos, otros pacientes de covid largo...
  • También se ha creado un colectivo LongCovidACTS para "federar e informar sobre el Covid persistente en colaboración con investigadores y médicos, y proporcionar apoyo a los pacientes".
  • Tener una rutina diaria puede ser bueno para el estado de ánimo y la sensación de estabilidad.
  • Mantenerse activo y en movimiento ayuda a liberar endorfinas y a mejorar el estado de ánimo.

Consejos para los problemas de reflexión y de memoria

  • Tomar notas para recordar cosas (en reuniones de trabajo o citas médicas, por ejemplo).
  • Intentar reducir las distracciones.
  • Hacer un plan claro antes de abordar cualquier problema o situación nueva o complicada. Dividirlo en pasos y revisarlo sobre la marcha.

Aliviar los dolores articulares y musculares

  • Hacer ejercicios de flexibilidad (como estiramientos, yoga y tai chi), así como ejercicios de fuerza (como subir escaleras, levantar pesas y trabajar con bandas de resistencia). Sin embargo, es necesario consultar a su médico antes de iniciar cualquier nuevo régimen de ejercicio.

Por último, es importante informar a su médico si se desarrolla algún problema de salud después de una infección por COVID-19, especialmente si los síntomas empeoran o si se desarrolla notros nuevos. De hecho, hay que tener en cuenta que el COVID también puede afectar a condiciones médicas preexistentes, como la diabetes, en la que el control normal del azúcar en sangre puede verse afectado.

Conclusión

Hasta la fecha, los esfuerzos se han centrado principalmente en controlar el virus y reducir el número de muertes durante la pandemia. Sin embargo, ahora estamos viendo la aparición de consecuencias a largo plazo de la infección por COVID-19 que requieren tratamiento.

Ante estos enigmas clínicos y un virus del que nadie había oído hablar hasta hace unos meses, quedan varios interrogantes: ¿Por qué algunas personas sufren covid persistente? ¿Cuánto puede durar la enfermedad? ¿Y todos los pacientes experimentarán una remisión completa? Por último, es importante establecer si estos síntomas están realmente asociados al COVID-19 y, si es así, ¿por qué mecanismos?

Fuentes:

https://www.apresj20.fr/covid-long-quest-ce-que-c-est 

https://aebb7c2a-1c1c-4c76-a18e-345afc30d502.filesusr.com/ugd/9a4913_fe0e3b3f80484e4b802f9ceeff934bbc.pdf 

https://www.bbc.com/news/health-54296223 

https://theconversation.com/covid-19-quand-les-symptomes-persistent-que-sait-on-des-formes-longues-de-la-maladie-142929?fbclid=IwAR3ERkFUyKEJJ9aLpuIKhMZCbvt97fOgvNIooVzOBprS0gJQJvyrWtOMlZ0 

https://www.kcl.ac.uk/news/study-identifies-those-most-risk-long-covid 

https://meassociation.org.uk/wp-content/uploads/Post-Covid-Fatigue-Syndrome-and-MECFS-September-2020.pdf 

https://medicalxpress.com/news/2020-12-scientists-covid-virus-multiple-failure.html?fbclid=IwAR28oyzHHVBg2362r9qTQACXYh2SEG5kAHGG0bhCF_TzCMpMTeENycZaRqU 

https://www.lci.fr/sante/coronavirus-oms-reconnait-l-existence-de-sequelles-a-long-terme-du-covid-19-2162856.html#:~:text=DISCOURS%20%2D%20Le%20Directeur%20g%C3%A9n%C3%A9ral%20de,meilleures%20%C3%A9tudes%20sur%20leurs%20s%C3%A9quelles 

https://www.lepoint.fr/sante/kine/demorand-le-covid-long-bombe-a-retardement-07-12-2020-2404477_2467.php# 

https://www.france-assos-sante.org/2020/11/27/patients-covid-long-la-face-cachee-de-la-maladie/ 

https://www.santemagazine.fr/videos/sante/poumons/covid-long-je-souffre-dune-forme-longue-de-covid-19-le-temoignage-de-gregory-876227 

https://www.pasteur.fr/fr/centre-medical/fiches-maladies/chikungunya#rmission-et-squelles 

https://www.has-sante.fr/jcms/p_3237041/fr/symptomes-prolonges-suite-a-une-covid-19-de-l-adulte-diagnostic-et-prise-en-charge 

Publicado el 10 jun. 2021

avatar Alexandre Moreau

Autor: Alexandre Moreau, Asistente de Marketing Digital

Dentro del equipo de Marketing Digital, Alexandre está a cargo de escribir las fichas informativas de las enfermedades así como artículos científicos. También se encarga de la... >> Saber más

¿Quién hizo la revisión?: Alexis Astruc, Director de clínica y médico generalista

Director de clínica y médico generalista, el Dr. Alexis Astruc está adscrito a la Universidad de la Sorbona París Norte (antigua Universidad PARÍS 13)... >> Saber más

La comunidad Covid persistente

Repartición de los 43 miembros en Carenity

Media de edad de nuestros pacientes

Fichas descriptivas de las enfermedades

Covid persistente en el foro

Ver el foro Covid persistente

Noticias Covid persistente

Ver más noticias

Testimonios Covid persistente

Ver más testimonios