«
»

Top

Testimonio fotográfico: el síndrome de KISS, de madre a hijo

5 mar. 2019

"Es un síndrome que no es muy conocido y que puede ser resuelto con unas pocas manipulaciones osteopáticas, si se trata con suficiente antelación."

Testimonio fotográfico: el síndrome de KISS, de madre a hijo

 

El testimonio de Ornella
El síndrome de KISS, de madre a hijo

 

Ornella imagen

El 25 de diciembre de 2017, di a luz a mi segunda maravilla, mi dulce Abel. Desde el nacimiento, comenzaron las complicaciones. Dificultades para amamantar, regurgitación, cólicos, llanto intenso e incesante.... nada inusual podríais pensar, ¡con un bebé recién nacido! Eso es exactamente lo que el equipo médico pensaba, y sin embargo mi instinto maternal me decía que algo andaba mal.

"El diagnóstico del síndrome de KISS para mi hijo"

Después de considerar y casi de inmediato descartar toda una serie de diagnósticos (BABI, RGO, APLV...) y después de consultar a un buen número de osteópatas, cada uno más cualificado que el otro, me encontré, por "casualidad", con un artículo sobre el síndrome de KISS (acrónimo del nombre alemán que os ahorro). Fue toda una revelación, ¡mi hijo presentaba el cuadro clínico completo!

Es un síndrome que no es muy conocido y que puede ser resuelto con unas pocas manipulaciones osteopáticas, si se trata con suficiente antelación. Después de haber buscado la información, sólo un osteópata conoce y trata este síndrome en Bélgica, donde vivo. No uno o dos, ¡la cita está confirmada! El día D, se hace el diagnóstico, se confirma el síndrome de KISS, la primera manipulación y un renacimiento. En contacto con grupos de padres cuyos hijos tienen el síndrome de KISS, me informo cada vez más y veo que esto también afecta a los padres, a menudo a las madres. En ese momento, surge la duda. ¿Y si todas mis pequeñas dolencias, cuyas causas nunca han sido encontradas (¡y no es por por no haberlas buscado!) estuvieran realmente relacionadas?

"El diagnóstico se confirma para mí también"

En la siguiente sesión, discuto mis síntomas con el osteópata de mi hijo, me examina y el diagnóstico se confirma para mí también. Me siento tan aliviada, no sólo por la manipulación sino también por haber encontrado al culpable de todos estos males después de 32 años. No, ¡no estoy loca, cómodo, débil o hipocondríaca! Mis migrañas crónicas, mi escoliosis, mis problemas ortopédicos, mi rigidez, mis problemas de equilibrio y mi fatiga crónica, no soy yo, ¡es KISS! Desde ese diagnóstico, honestamente, mi vida ha cambiado. Dado mi diagnóstico tardío, la cura es inesperada para mí, pero mi cita trimestral con mi querido osteópata es un gran alivio. Desafortunadamente, la manipulación no suele durar más de dos meses. Después de que la rigidez se reanuda, también lo hacen las migrañas, incluso si son menos violentas que antes.

 

Otros testimonios

Claire: Continuar trabajando con una artritis deformante
Alain: El mercado laboral excluye a los enfermos crónicos
Delphine: Años de diagnóstico errante ante el síndrome de Ehlers-Danlos hipermóvil
María: El síndrome del intestino irritable impide vivir
Virginia: Mantener la esperanza a pesar de los efectos secundarios de los tratamientos para la artritis reumatoide
Emmanuelle: Si el síndrome de Ehlers-Danlos pudiera hablar
Quentin: La colitis ulcerosa no me impedirá viajar
Natacha: Despertarse con la fibromialgia y con una artritis reumatoide no discapacitante

 

¡Muchas gracias a Ornella por compartir su historia! No olvides comentar este testimonio para dar tu apoyo y compartir con otros miembros lo que es más difícil para ti a diario.

Carenity

avatar Michael Chekroun

Autor: Michael Chekroun, Presidente y Fundador

Michael es el fundador de Carenity, sociedad que fundó en 2011, con el objetivo de ofrecer a los pacientes y a sus familias una plataforma digital que facilite la conexión de las personas afectadas por una enfermedad crónica.

>> Saber más

Comentarios

También te gustará

El diagnóstico de la enfermedad de Crohn contado por los miembros de Carenity

Enfermedad de Crohn

El diagnóstico de la enfermedad de Crohn contado por los miembros de Carenity

Leer el artículo
El diagnóstico del cáncer contado por los miembros de Carenity

Adamantinoma
Astrocitoma
Cáncer colorrectal
Cáncer de amígdalas
Cáncer de ano
Cáncer de boca
Cáncer de cuello uterino
Cáncer de esófago
Cáncer de estómago
Cáncer de garganta
Cáncer de glándula parótida
Cáncer de hígado
Cáncer de huesos
Cáncer de la pleura
Cáncer de la vesícula biliar
Cáncer de laringe
Cáncer de lengua
Cáncer de mama
Cáncer de nasofaringe
Cáncer de ovario
Cáncer de paladar
Cáncer de páncreas
Cáncer de piel
Cáncer de próstata
Cáncer de pulmón
Cáncer de riñón
Cáncer de testículo
Cáncer de timo
Cáncer de tiroides
Cáncer de vagina
Cáncer de vejiga
Cáncer endometrial
Cáncer vulvar
Carcinoma basocelular
Carcinoma de células de Merkel
Carcinoma de células escamosas de la cabeza y cuello
Carcinoma primario peritoneal
Condrosarcoma mixoide extraesquelético
Cordoma
Coriocarcinoma
Dermatofibrosarcoma protuberante
Feocromocitoma
Glioblastoma
Gliomas
Leucemia linfoide aguda
Leucemia linfoide crónica
Leucemia mieloide aguda
Leucemia mieloide crónica
Linfoma de Hodgkin
Linfoma no Hodgkin
Macroglobulinemia de Waldenstrom
Mesotelioma
Mielofibrosis
Mieloma múltiple
Nefroblastoma
Neoplasia endocrina múltiple
Neuroblastoma
Retinoblastoma
Sarcoma de Ewing
Sarcoma de Kaposi
Síndrome de Sezary
Síndromes mielodisplásicos
Tumor cerebral
Tumor del estroma gastrointestinal
Tumor maligno de las trompas de Falopio
Tumor neuroendocrino
Tumor neuroendocrino enteropancreático
Tumor rabdoide

El diagnóstico del cáncer contado por los miembros de Carenity

Leer el artículo
Nuestra guía para una cita médica exitosa

Nuestra guía para una cita médica exitosa

Leer el artículo
Trastornos del sueño: ¿cuándo y cómo pueden ser tratados?

Trastornos del sueño: ¿cuándo y cómo pueden ser tratados?

Leer el artículo