«
»

Top

Síndrome de TAFRO: ¡hacemos un zoom en este subtipo de la enfermedad de Castleman!

Publicado el 17 mar. 2022 • Por Charlotte Avril

La enfermedad de Castleman, una patología linfoproliferativa no maligna y rara, puede presentarse en varias formas distintas, lo que implica la necesidad de un tratamiento diferente según la forma de que se trate. 

El síndrome TAFRO es una de las variantes poco comunes de la enfermedad de Castleman, que sólo se ha caracterizado en la última década. 

¿Cuáles son las diferencias entre los distintos subtipos de la enfermedad de Castleman? ¿Cuáles son las características específicas del síndrome TAFRO? 

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo! 

Síndrome de TAFRO: ¡hacemos un zoom en este subtipo de la enfermedad de Castleman!

¿Que es la enfermedad de Castleman? 

Descrita por Benjamin Castleman en 1954, la enfermedad de Castleman (EC) también puede denominarse tumor de Castleman, hiperplasia ganglionar gigante o hiperplasia ganglionar angiofolicular, hamartoma linfovascular o hiperplasia ganglionar angiofolicular. Se trata de una patología linfoproliferativa, lo que significa que provoca la proliferación de las denominadas células linfoides, dando lugar a un trastorno del sistema inmunitario. La EC puede ser unicéntrica (localizada en un solo grupo de ganglios linfáticos) o multicéntrica (que afecta a varias zonas de ganglios linfáticos). La forma multicéntrica se subdivide a su vez en tres categorías: asociada al herpesvirus humano tipo 8 (HHV-8), asociada al síndrome POEMS (polineuropatía, organomegalia, endocrinopatía, proteína M y cambios en la piel) e idiopática (iMCD), es decir, sin causa conocida. 

La EC es una enfermedad rara: su incidencia es de unas 15 / millón de personas al año para la forma unicéntrica y de 5 / millón de personas al año para la forma multicéntrica 

Para saber más sobre las clasificaciones, los síntomas y el diagnóstico de la EC, te invitamos a leer nuestro artículo: 
"ENFERMEDAD DE CASTLEMAN: TODO LO QUE NECESITAS SABER" 

¿Qué es el síndrome TAFRO? ¿En qué se diferencia de la enfermedad de Castleman multicéntrica idiopática (ECMi)? 

La infección por el herpesvirus humano 8 (HHV-8) se ha identificado como una de las principales causas de la enfermedad de Castleman multicéntrica (ECM) en pacientes inmunodeprimidos, incluidos los individuos seropositivos al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). 

Aunque se ha informado de pacientes inmunocompetentes (con un sistema inmunitario funcional) con MCD por HHV-8 negativo, las causas subyacentes siguen siendo desconocidas. Varios expertos especulan con que la MCD en individuos inmunocompetentes puede deberse a una hiperciticinemia proinflamatoria (producción excesiva de citoquinas, moléculas que intervienen en la respuesta inmunitaria) como consecuencia de una infección por un virus distinto del HHV-8, una inflamación o una enfermedad neoplásica (cánceres o tumores). 

Encuentra el artículo dedicado a la EC relacionada con el HHV-8 haciendo clic aquí: 
"LA ENFERMEDAD DE CASTLEMAN Y EL VIH: FOCUS EN EL VIRUS HHV-8"

En 2010, se notificó en Japón una forma distinta y poco frecuente de EC HHV-8-negativa. Su diagnóstico se definió posteriormente y se basa en un conjunto de síntomas o signos clínicos bien identificados propuestos por Masaki et al. en 2015.

Así, estos signos se dividen en criterios principales: 

  • Trombocitopenia (T): trastorno causado por una disminución del número de plaquetas (trombocitos) en la sangre, lo que provoca un trastorno de la coagulación. 
  • Anasarca (A): edema generalizado bajo la piel (tejido celular subcutáneo), causado por la infiltración de serosidad en el tejido celular, principalmente subcutáneo. 
  • Fiebre (F) relacionada con la inflamación sistémica. 

Y criterios menores, asociados a un aspecto histológico (estudio de tejidos) favorable a la enfermedad de Castleman: 

  • Fibrosis reticulínica (R) o mielofibrosis reticular: enfermedad en la que el tejido fibroso sustituye progresivamente a las células madre de la sangre en la médula ósea, lo que da lugar a la formación de glóbulos rojos de forma anormal, anemia y agrandamiento del bazo. 
  • Organomegalia (O): agrandamiento anormal de un órgano. 
  • Insuficiencia renal: disminución de la función de los riñones, que dejan de filtrar correctamente la sangre del organismo. 

A estos criterios se añade un nivel de inmunoglobulina normal o ligeramente aumentado y una histología que se distingue por la intensidad de las lesiones vasculares y la presencia de lesiones de fibrosis. 

Los informes de casos recientes y una revisión sistemática sugieren que el síndrome TAFRO puede tener una patogénesis única entre las variantes de ECM HHV-8 negativas. 

Por ello, el síndrome TAFRO se considera a veces un subtipo de ECMi (TAFRO-ECMi), mientras que la ECMi sin síndrome TAFRO se considera "no especificada" (ECMi-NOS). 

Por otra parte, este síndrome, descrito originalmente en Japón, parece ser más común en la población asiática

La individualización deL TAFRO dentro de los pacientes con ECMi es aún desconocida para los clínicos, sin embargo este tema es de gran importancia debido al mal pronóstico y al exceso de mortalidad observado en estos pacientes

Para saber más sobre los métodos utilizados para diagnosticar e identificar los subtipos de la enfermedad de Castleman, Te sugerimos leer nuestro artículo "ENFERMEDAD DE CASTLEMAN Y DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL"

¿Cómo se trata el síndrome TAFRO?

El tratamiento sigue estando mal codificado debido a la rareza de este subtipo de enfermedad de Castleman. Sin embargo, el régimen de tratamiento del síndrome TAFRO parece ser el mismo que el de la enfermedad de Castleman multicéntrica idiopática clásica (ECMi), basado en corticosteroides, tocilizumab, rituximab o quimioterapia (CHOP). 

Para más detalles sobre los tratamientos de los diferentes subtipos de la enfermedad de Castleman, consulte nuestro artículo: 
"¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS PARA LA ENFERMEDAD DE CASTLEMAN?"

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo? 

Se han realizado varios estudios para establecer las características específicas del síndrome TAFRO

Por ejemplo, en 2019, un estudio (Fujimoto et al.) recogió datos clínicos de más de 220 pacientes con iECMi, síndrome de TAFRO y otros ECMi-no especificados (ECMi-NOS), y se analizaron sus diferencias. Varios síntomas clínicos difieren en los pacientes con síndrome TAFRO en comparación con la ECMi típica, lo que indica que la primera es una entidad clínica distinta. Este estudio confirmó que las tasas de fiebre, hidropesía, insuficiencia renal y mortalidad eran significativamente mayores en los pacientes con síndrome TAFRO que en los pacientes con ECMi-NOS. De hecho, más del 90% de los pacientes con ECMi-NOS seguían vivos 10 años después del diagnóstico. En general, estos resultados indican que el síndrome TAFRO debe considerarse como una entidad separada, que requiere un diagnóstico rápido y cuidados intensivos

Existen varias publicaciones dedicadas al estudio de casos aislados de síndrome TAFRO, que también buscan caracterizar los síntomas y signos clínicos distintivos del síndrome TAFRO. Sólo se han registrado unos 30 casos desde 2010, principalmente en Japón. Podemos citar la primera observación marroquí, comunicada por el Hospital Universitario Mohamed VI de Marrakech. Otro caso, citado y reconocido como ejemplo de síndrome TAFRO, es el de un hombre de 20 años estudiado por la Universidad de Edenberg. 

Si deseas saber más sobre las investigaciones pasadas y actuales sobre la enfermedad de Castleman, te invitamos a leer el siguiente artículo: 
"ENFERMEDAD DE CASTLEMAN - ¿EN QUÉ PUNTO SE ENCUENTRA LA INVESTIGACIÓN?"

Se han realizado varios estudios para identificar las vías de señalización implicadas en el síndrome TAFRO con el fin de encontrar e investigar nuevos tratamientos. 

Un estudio realizado en 2020 con el apoyo de la CDCN revela posibles nuevos conocimientos sobre la patogénesis de la enfermedad de TAFRO. En él se analizaron en profundidad muestras de sangre de 15 pacientes con ECMi-TAFRO en recaída y remisión. Este estudio se basa en investigaciones anteriores que identifican la activación de mTOR (una enzima serina/treonina quinasa que regula la proliferación celular) como posible nueva diana terapéutica para la ECMi. Los investigadores han identificado un posible mecanismo subyacente a la activación de mTOR en los pacientes con ECMi, lo que constituye otra señal positiva de que el bloqueo de mTOR con el fármaco en investigación sirolimus puede ayudar a los pacientes con ECMi que no responden a siltuximab

Además, un estudio actualmente en curso, está reclutando voluntarios: la Castleman Disease Collaborative Network (CDCN) se ha asociado con la Universidad de Pensilvania y la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas para llevar a cabo una investigación sobre el sirolimus para adultos con ECMi que no pueden beneficiarse de las terapias contra el IL-6 (siltuximab (Sylvant) y tocilizumab (Actemra)). 

Si quieres saber más sobre la investigación y cómo puedes contribuir a ella, puedes leer nuestro artículo dedicado "ENFERMEDAD DE CASTLEMAN - ¿CÓMO CONTRIBUIR A LA INVESTIGACIÓN?"

Para ir más lejos:

Visita la página web de la CDCN (Castleman Disease Collaborative Network) para obtener más información. Este sitio está disponible sólo en inglés.  

También puedes unirte a la comunidad de la "Enfermedad de Castleman" en Carenity para compartir tu experiencia, encontrar apoyo e intercambiar información con otros pacientes o familiares. 

Si estás interesado/a en que se escuche tu voz, ¡háznoslo saber! Comparte tu experiencia con la enfermedad de Castleman (diagnóstico, trayectoria...) con nuestros miembros.  

¿Te gustaría compartir tu historia? Ponte en contacto con nosotros en esta dirección: contact@carenity.com 

¿Este artículo te ha sido útil?      
     
¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!      
     
¡Cuidate!       


1

Comentarios

También te gustará

¿Cuáles son los tratamientos para la enfermedad de Castleman?

Enfermedad de Castleman

¿Cuáles son los tratamientos para la enfermedad de Castleman?

Leer el artículo
 El reposicionamiento de fármacos en la enfermedad de Castleman

Enfermedad de Castleman

El reposicionamiento de fármacos en la enfermedad de Castleman

Leer el artículo
Enfermedad de Castleman - El enfoque único de la CDCN para acelerar la investigación

Enfermedad de Castleman

Enfermedad de Castleman - El enfoque único de la CDCN para acelerar la investigación

Leer el artículo
Enfermedad de Castleman - ¿Cómo contribuir a la investigación?

Enfermedad de Castleman

Enfermedad de Castleman - ¿Cómo contribuir a la investigación?

Leer el artículo

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad