https://www.carenity.es/static/themes-v3/default/images/es/header/diabetes-tipo-2.jpg

Pacientes Diabetes tipo 2

0 respuesta

142 visualizaciones

Temática de la discusión

Miembro Carenity • Animadora de la comunidad
Publicado el

La diabetes tipo 2 representa el 90% de los casos de diabetes. La dieta juega un papel clave en las personas que padecen esta enfermedad.

Esta dieta debe cumplir con las necesidades nutricionales, controlar el azúcar y los lípidos en la sangre, ayudar a mantener un peso saludable y prevenir las enfermedades cardiovasculares. Aquí hay seis alimentos para incluir en el menú en caso de diabetes, además de una dieta sana y equilibrada y actividad física regular.

La pera

pera

La pera ofrece muchos compuestos fenólicos, incluidos los flavonoides, responsables del color de la fruta y los ácidos fenólicos. Presentes principalmente en la piel de la fruta, estos componentes permiten neutralizar los radicales libres, gracias a su efecto antioxidante. Los compuestos fenólicos contribuirían así a la prevención de enfermedades cardiovasculares y de ciertos cánceres.

El alto contenido en fibra dietética de la pera también ayudaría a reducir el riesgo de problemas cardíacos, así como la regularización del tránsito intestinal. La fibra soluble en la pera retarda la absorción de glucosa en el intestino delgado, lo que permite un mejor control de la glucosa en sangre. Las personas con diabetes tipo 2 deben controlar el nivel de glucosa en sangre, con el objetivo de evitar una hiperglucémia. En caso de hiperglucemia, la persona puede sentir diferentes síntomas, como un impulso constante de orinar o una sensación de sed.

Aguacate

aguacate

El aguacate es una excelente elección ya que es muy antioxidante. Su índice TAC es de 1933 μmol por porción de 100 g. Esta medición permite ubicar la actividad antioxidante de un alimento en una escala de 0 a 14000 μmol (= micromol). En caso de diabetes, es importante consumir alimentos con una alta capacidad antioxidante porque esta enfermedad promueve la actividad de los radicales libres responsables de la oxidación del cuerpo. Estos pueden causar glicación (= reacción entre el exceso de glucosa y las proteínas corporales) que es uno de los factores del envejecimiento acelerado de los tejidos. El aguacate también es una fruta rica en grasa monoinsaturada también llamada grasas "buenas".

Un estudio ha demostrado que el aguacate tiene un impacto real en la reducción de los lípidos en la sangre. Esto ayuda a prevenir el riesgo de enfermedad cardiovascular que es de 2 a 3 veces mayor en una persona con diabetes.

La cebada

cebada

La cebada es un cereal de grano entero altamente nutritivo, rico en fibra soluble y vitamina E. Este cereal es un antioxidante que ayuda a combatir el daño causado por los radicales libres. Por lo tanto, la vitamina E promueve la prevención de riesgos de enfermedades cardiovasculares, ciertos cánceres y otras enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Además, este cereal tiene un índice glucémico inferior a 55.

Dos metaanálisis concluyeron que tener en cuenta el índice glucémico tenía muchos beneficios: menor glucosa en la sangre, control del metabolismo más eficiente y un nivel de lípidos más bajo. Estos indicadores deben tenerse en cuenta ya que pueden contrarrestar o reducir algunos efectos que pueden estar asociados con la diabetes tipo 2: hiperglucemia, síndromes metabólicos como sobrepeso abdominal e hipertensión, mayor riesgo de trastornos cardiovasculares, etc.

El salmón

salmon

Excelente fuente de omega-3, el salmón es un pescado graso cuyo impacto en la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular ha sido demostrado por numerosos estudios. Este tipo de ácido graso ayuda a reducir la presión arterial, los triglicéridos en la sangre y los coágulos sanguíneos. El salmón también es una excelente fuente de proteína completa.

Es aconsejable integrar la proteína de pescado en la dieta, ya que sería propicia para mejorar la sensibilidad a la insulina. La diabetes tipo 2 causa resistencia a la insulina, una hormona producida por el páncreas que promueve la absorción de glucosa en las células y regula el nivel de azúcar en la sangre. En el caso de la resistencia a la insulina, la glucosa aumenta en la sangre, lo que provoca hiperglucemia.

El brócoli

brocoli

Vegetal de la familia de las crucíferas, para comer crudos o ligeramente cocidos, el brócoli contiene mucha vitamina C, cuyas propiedades preventivas para ciertos cánceres se han demostrado.

El consumo diario de brócoli está relacionado con una menor concentración de homocisteína, un aminoácido cuyo aumento es proporcional al riesgo de enfermedad cardiovascular.

Dos de sus componentes, la luteína y la zeaxantina, tienen propiedades antioxidantes que también combaten los trastornos cardiovasculares.

La batata o patata dulce

batata

Además de su exquisito sabor, la batata tiene un alto contenido de antioxidantes, especialmente gracias a las antocianinas y carotenoides que contiene. La batata morada es particularmente rica en antocianinas, de ahí su coloración. Además, cuanto más oscura es la carne, más fuerte es su concentración de antioxidantes. Este componente reduce la oxidación del colesterol "malo", previniendo así el riesgo de enfermedad cardiovascular. La batata con piel blanca reduce la resistencia a la insulina, lo que ayudaría a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Fuente: Passeport Santé 

Y tu, ¿qué alimentos incluyes siempre en tu dieta?

 

 

icon cross

¿Este tema te interesa?

Únete a los 75 000 pacientes inscritos en la plataforma, infórmate sobre tu enfermedad o la de tus allegados y comparte con la comunidad

Es gratuito y anónimo